Campesinos llegan con palmas a las iglesias hondureñas previo al Domingo de Ramos

Tegucigalpa .- Decenas de campesinos de Honduras ocupan este viernes los templos católicos de las principales ciudades del país, tras dos años de ausencia por la pandemia, con mazos de palma para vender en la víspera del Domingo de Ramos, que marca el inicio de la Semana Santa.

En Tegucigalpa, la capital del país, la mayor concentración de campesinos con los ramos se registra en el atrio de la Catedral metropolitana, según constató Efe

La mayoría de los campesinos, entre ellos mujeres -algunas embarazadas-, hombres y niños, que llegan a Tegucigalpa, proceden de comunidades cercanas como Reitoca, Alubarén, Curarén y Sabanagrande, entre otros.

«Hace dos años no venimos por la pandemia, pero este nos movimos por la gran necesidad, no tenemos comida, no hay cosechas, venimos a hacer la fuerza a la fe de Dios de vender estos ramos para después llevar alimentos», dijo a Efe María Sierra.

La campesina indicó que procede del municipio de Sabanagrande, al sur del departamento de Francisco Morazán, que hoy y mañana dormirá en el atrio de la catedral y regresará a su comunidad el domingo, después de la misa.

«Tenemos la fe de que vamos a vender y les pedimos que nos ayuden», subrayó la campesina, quien pidió a la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, que les ayude enviando «comida». EFE